¡Feliz Año (Camboyano) Nuevo!

¡Hola! Hace 2 semanas que no he actualizado el blog y no es que me he vuelto a marchar al sudeste asiático ni tampoco he estado retirado en otro curso de meditación de Vipassana.

Sigo en casa pero con muchos cambios, inesperados e interesantes, nuevos retos que me van a hacer dar un pequeño giro de timón, no de pumba.

Se abre un nuevo tiempo así que celebremos también que los camboyanos entraron hace poquito en un nuevo año, al igual que Nepal.  Y os voy a trasladar cómo se vive, gracias a mi amiga camboyana Chem Srey.

En khmer se dice “Bun Chol Chhnam Thmey“. Menos mal que por allí no se destilan los polvorones o comer las uvas durante las campanadas porque habría mucho drama al intentar felicitarse jaja.

En Camboya, siendo un país de creencia budista casi al completo, se rigen por el mismo y entran ahora en el 2562 de la era budista, siguiendo los dictámenes del ancestral calendario Maha Sangkran.

Es una de las celebraciones y época de vacaciones más importante en Camboya.

Suele consistir en 3 días seguidos de celebración. El primero se llama “Moha Songkran“, el día en el que cada camboyano prepara frutas y carne para dar la bienvenida a Thevada (un tipo de deidad) que regresa para cuidar a la gente cada año.

En los cuentos tradicionales, existen 7 Thevada, todas mujeres, hijas de una diosa llamada “Kabel Mohaprum“. Kabel perdió una apuesta y su cabeza fué cortada.

Existe la creencia de que si su cabeza no se mantiene apropiadamente, el mundo se consumirá en llamas y será destruido, ¡qué halagueño!, así que la obligación de sus 7 hijas es el de cuidar que eso no ocurra dedicándose a ello turnándose cada año.

Ese cambio de turno se produce durante el primer día del nuevo año. Tradicionalmente, la gente visita las pagodas durante la mañana para rezas a Buddha y sus ancestros.

Después vuelven a casa y esperan la llegada de la nueva Thevada, que tiene definido un momento específico. En ese instante, todos los miembros de la familia encienden incienso para rezar por un feliz año nuevo y desear que se cumplan sus deseos.

El segundo día se denomina Virak Vanaboth. Ese día, la gente viaja, visita la pagoda o realiza gestos de buena voluntad, donando pertenencias a otra gente necesitada o sin hogar.

El último día del nuevo año se denomina Veareak Lerng Sak. Es el día en que la gente rocía la estatua de Buddha o a sus ancianos con perfume para solicitar bendiciones para el nuevo año.

También se divierten con juegos tradicionales como “Choul Chhoung”, “Teanh Proit”, “Boh Angkunh” o se animan a bailar en diferentes eventos de sus pueblos.

Como es una gran celebración, la gente suele reunirse de nuevo con sus familiares. La capital, Phnom Penh, enmudece durante esos días dado que la mayoría de la gente viaja a sus pueblos natales o a espacios de descanso en la propia Camboya o fuera del país. Las zonas rurales estallan de gente que regresa para reunirse con sus familias.

Recientemente, el gobierno organizó una nueva celebración a lo largo de todo el país, denominada “Sangkran” en el que muchas ciudades celebran la entrada en el nuevo año reuniéndose y jugando a juegos populares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *