Dedicated to the brave

Gorkha beer
Gorkha beer

No sólo de Dal bhat se vive en Nepal. También hay cerveza y de la buena. Y GORKHA es la mejor que probé.

Menudo nombre más curioso para un vasco ¿verdad? Pues resulta que no sólo hay una cerveza sino también una región en Nepal que se llama así.

Así que resultaba muy gracioso cada vez que tenía que presentarme. Era como si alguien viniera a Bilbao desde la otra punta del mundo y dijera que se llama “Bizkaia”. La primera reacción, incredulidad o desconcierto, la segunda pensar que estabas tomando el pelo, y la tercera aceptación y mucha curiosidad.

La similitud del nombre me dio pié hasta para el discurso que presenté en uno de los clubs Toastmasters en los que participamos.

GORKHA es además la región y dinastía desde la que se originó la reunificación del Nepal contemporáneo. No llegué a visitarla pero todo se andará, ¡que allí me espera hasta un palacio real!

Por las calles de Kathmandú o Patan podías encontrarte restaurantes “Gorkha”, lavanderías “Gorkha”, hostales “Gorkha”, tiendas de ropa “Gorkha”, y la lista sigue y sigue….

La cerveza, si bien podía resultar cara en general, bien se merecía un trago de vez en cuando. Especialmente cuando nos quedábamos a comer o cenar en Achaar Ghar.

Es un restaurante cercano a la casa y ofician de Ear Care Nepal, donde servían un Dhal bat del que no te podías cansar y donde además de contar con un equipo personal majísimo y muy educado, contaban con una colección de “pickles” o encurtidos artesanos que eran la especialidad de la casa.

Pika pika!
Pika pika!

Y como dice el eslogan, la cerveza GORKHA está “dedicada a la gente brava“. Y le venía al pelo cuando tenías en frente 8 variedades diferentes de esos “pickles” que picaban más que bañarse en un estanque de medusas.

Se quedaban cortas las botellas cuando tenías un volcán explotando en plenas papilas gustativas después de haberte metido en la boca un cucharón de cada uno de esos botes, especialmente uno de ellos que ya te advertían los camareros, siempre con una sonrisa de oreja a oreja, y sabiendo lo que se te venía encima.

En realidad, como se puede ver en el logotipo, la cerveza es un homenaje a los gurkhas, los soldados nepalís, reconocidos por su fiereza y por ser una de las fuerzas especiales mejor preparadas del mundo.

Habrá que quedarse con que hay muchas formas de demostrar bravura y valentía en la vida sin tener que desenfundar un “kukri“.

¡Salud!
¡Salud y paz!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *