Descendiendo en jeep hacía Pokhara

Todo lo que sube tiene que bajar

Machapuchare a lo lejos otra vezY tras rozar Machapuchare con la mirada y disfrutar del amanecer, nos deslizamos casi rodando por las empinadas lomas hasta alcanzar de nuevo High Camp. Lejos quedaba de nuevo el pico, imponente.

Allí nos separamos en varios grupos, y decidimos quedarnos a pasar la noche y salir pronto al día siguiente hacia Sidhing, una pequeña villa rodeada de arrozales y con un especial encanto.

Sidhing
Sidhing

Nuestros compas Arnau y Aran decidieron descender directamente y pasar allí la noche, y nosotros nos quedamos junto a Will, Vlad y Abhaya, disfrutando de diversas historias con un buen té caliente entre las manos.

El descenso hacía Sidhing al día siguiente fue vertiginoso. Acompañados por un grupo de guías y porteadores nepalís nos lanzamos casi en picado por entre los caminos de tierra y roca, rodeados de espectaculares zonas boscosas.

Zona boscosa descendiendo hacia Sidhing
Zona boscosa descendiendo hacia Sidhing

Zona boscosa descendiendo hacia Sidhing Zona boscosa descendiendo hacia Sidhing Zona boscosa descendiendo hacia Sidhing

Llegamos exhaustos pero mereció la pena. Nos reencontramos con Aran y Arnau y contratamos un Jeep para realizar el resto del descenso y alcanzar Pokhara ese mismo día.

La bajada en jeep fue otra aventura, y hay videos que lo dejaron grabado para la posteridad (el domingo que viene los publico y ¡añado detalles!)

Descendiendo en jeep hacía Pokhara
Descendiendo en jeep hacía Pokhara

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *