FishTail jugando al escondite

Running up that hill

Amanecer en Forest Camp
Amanecer en Forest Camp

Después de la resaca cumpleañera que nos dejó la barrita energética y despedirnos de los ratones coloraos y la señora que regentaba la cabaña, preparamos el petate, el agua, y disfrutando de un amanecer en Forest Camp, nos pusimos en marcha de nuevo con el objetivo de alcanzar el siguiente punto, High Camp, a los pies de Mardhi.

Tras salir de Forest Camp, y atravesando el resto de zona boscosa, por la que nos perderíamos en alguna ocasión y con cierto dejá vu por las flechas pintadas que me recordaban al camino de Santiago, nos encontramos con uno de los mejores hallazgos del viaje.

William, Vlad y Abhaya, 2 fotógrafos newyorkinos y un guía nepalí que pronto se convertirían en grandes amigos y con quienes compartiríamos el resto del trekking hasta Base Camp y algunos días más en Pokhara.

La proximidad con High camp, a unos 3.900 mts de altitud, cambió el paisaje de manera abrupta, mostrando una zona rocosa, árida, por la que podías cruzarte con algún que otro yak sacando provecho de las pocas briznas de pasto que encontrabas a tu paso.

Tras 5 o 6 horas de subida, durante las que hubo tiempo para hablar de todo y tiempo para el silencio y la reflexión, llegó la recompensa.

Llegando a High Camp
Llegando a High Camp

Un buen descanso, unas vistas que te dejaban sin habla, contemplando un mar de nubes si mirabas hacía abajo y con el pico de FishTail que aquél día tenía espíritu juguetón y se escondía entre la alta niebla.

Mar de nubes desde High Camp
Mar de nubes desde High Camp
FishTail jugando al escondite
FishTail jugando al escondite

Cuando empezó a anochecer, nos arremolinamos alrededor de la mesa del comedor y tras una cena caliente y un buen masala tea, compartimos distintas historias junto al fuego de la chimenea y nos despedimos pronto para dormir.

Nos quedaba la última jornada, levantarnos a las 4.00h para alcanzar el viewpoint de Mardhi a tiempo y disfrutar del amanecer desde allí arriba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *